Si bien el uso del correo electrónico en tiempo de ocio o con las personas más cercanas ha bajado debido a los programas de mensajería y redes sociales como Whatsapp®, Snapchat®, Facebook® o twitter® entre otros en el trabajo es una de las herramientas esenciales y se usa cada vez más para contactar y comunicarse con proveedores, clientes e incluso compañeros de trabajo. Atrás quedaron los días en los que el correo electrónico era un servicio muy limitado y en muchos casos de pago, un servicio extra de tu proveedor de internet. Hoy en día gracias a servicios de correo electrónico como Yahoo®, Hotmail® y sobre todo Gmail®, el correo electrónico es gratuito y prácticamente ilimitado.

Para un autónomo o una PYME el correo electrónico a veces añade trabajo en vez de quitarlo: Leer el correo, filtrar lo importante, contestar lo más urgente; todo eso lleva un tiempo valioso. Es por eso que debemos usar la herramienta lo mejor posible para facilitarnos el trabajo. Por otro lado direcciones de correo como electrónico [email protected] o [email protected] debilitan la imagen de marca y nos restan profesionalidad, además de contribuir poco o nada a la organización del correo electrónico. Es completamente ilógico bajo mi punto de vista, tener un coche xerografiado de arriba a abajo con el logo y nombre de nuestra marca para luego mostrar el email: [email protected] Lo mismo en las tarjetas de visita, queda fatal y es poco profesional.

Lo primero que hay que hacer es contratar un nombre de dominio en internet: tuempresa.com, recambiosjavier.es, loquequieras.net. Hay que escoger bien el dominio, va a ser tu imagen en internet y debería reflejar lo máximo posible tu negocio: ser descriptivo (ventanaspepe.es) o simplemente el nombre de tu empresa (goterayotiliosa.com). Evidentemente no siempre es posible ya que a veces el dominio deseado no está disponible. Adicionalmente si vuestro negocio está dirigido únicamente al territorio español, os recomendaría un dominio “.es”,  si tenéis proyección Europea o internacional deberíais escoger un dominio “.com” y si únicamente tenéis proyección regional coger un dominio acorde con la región “.gal” para Galicia, “.cat” para Cataluña o lo que sea.

El precio de los dominios va desde los €10 por año para un dominio “.es” o “.com” hasta los €50 anuales para un dominio regional como “.gal” con lo cual es una inversión minima y asumible para cualquier empresa. A la hora de contratarlo hay que fijarse si incluye cuentas de correo electrónico o alojamiento. Lo ideal es coger un pack que incluye todo, sale como mucho sobre unos €60 o €70 anuales incluyendo el dominio. Los precios suelen variar bastante dependiendo a quien se lo compres, las compañías telefónicas a veces lo incluyen con las lineas fijas y el acceso a internet de empresa o lo ofrecen como servicio adicional por un par de euros al mes. Las empresas de registro de dominios y alojamiento web suelen ser más caras  pero tiene la ventaja de que el servicio es independiente de con quien tengas contratada la telefonía y suelen funcionar un poco mejor además de ofrecer un abanico de servicios mucho más amplio. En estas últimas el primer año suele ser muy barato con ofertas promocionarles de dominios a €0,99 y alojamiento a €9,99. Personalmente uso BanaHosting, por menos de €5 mensuales ofrecen un servicio impecable, tanto de eficiencia como de asistencia y soporte.

Guia de iniciacion a internet para autonomos y pymes

Una vez tenemos el nombre de dominio debemos configurar el email de manera que automáticamente podamos filtrar los correos. Aunque seamos autónomos podemos crearnos varios aliases que usaremos según nuestro criterio: [email protected], [email protected], administració[email protected], [email protected], etcetera. De esta manera podemos segmentar nuestras comunicaciones y decidir que correos son más importantes. El trabajo es el mismo pero mejor organizado, podremos ver todos los aliases al mismo tiempo, no hace falta entrar en una cuenta y luego en otra. También podremos usar Gmail®, Hotmail®, el móvil, el pc o la tablet para ver los correos, no necesitaremos aprender a usar software adicional.

Con nuestro correo electrónico personalizado funcionando tenemos las siguientes ventajas:

  • Correo electrónico fácil de recordar
  • Imagen de Marca
  • Generamos confianza
  • Segmentamos las comunicaciones
  • Ahorramos tiempo

Esta es la importancia del correo electrónico con dominio propio para PYMES y Autónomos que muchos obvian. No es tan caro ni tan difícil hacerse una cuenta de correo electrónico personalizada con el nombre de la empresa como dominio.

Finalmente, a mayores os sugeriría una pequeña pagina web para ocupar el dominio en internet, no es obligatorio ni necesario pero si deseable para promocionar el negocio. Hablaremos de eso en futuras entradas del blog.

 

SOPORTE