Hoy en día el acceso a internet es prácticamente universal y omnipresente gracias a los múltiples dispositivos móviles disponibles capaces de conectarse en cualquier momento y en cualquier lugar a la red de redes. Desde ordenadores personales portátiles hasta relojes van con nosotros día a día manteniendonos “actualizados” con las ultimas noticias. En 2014 alrededor de un 70% de los españoles accede a internet mediante el teléfono móvil, ese porcentaje incrementa en época de vacaciones. Ya no hace falta ir a un cyber-café a consultar el correo, lo haces tranquilamente desde la playa o desde la montaña usando la conexión móvil de tu tablet o  teléfono móvil.

 El problema te lo encuentras cuando visitas una de esas páginas que no se ven bien, le faltan cachos, las cosas están fuera de sitio, es imposible hacer una selección con el dedo o la funcionalidad es limitada. Además de eso nos hemos vuelto vagos y tampoco nos sobra el tiempo así que rápidamente descartamos esa página y buscamos una sustituta. El caso es que ya no solo nos interesa el contenido pero también la usabilidad de la pagina. No solo nos sirve el poder navegar desde donde queramos y con el dispositivo que nos dé la gana si no que también debe de ser cómodo de usar, como usar el pc pero con la ventaja de poder hacerlo desde la cama y pasar paginas con el dedo o comprar los regalos de navidad con un par de clics.

Tener una página web que no está preparada para ser vista desde cualquier dispositivo es mala prensa, casi incluso peor que no tenerla. El usuario evitará estas paginas en favor de otras que con incluso peor calidad de contenido, generaran más visitas y ventas.

El Diseño Responsive de sitios web está pensado para que sea cual sea el dispositivo desde el que navegues, puedas navegar eficazmente, sin perderte nada. El contenido de la página se reorganiza automáticamente adaptandose al dispositivo. No solamente ayuda al usuario a ver la página si no que, en el caso de una tienda online por ejemplo, le permite al usuario hacer compras mientras está de vacaciones en la playa o hacer una reserva en el restaurante mientras esperas al autobús, como sí estuviera en su casa usando el PC.

Sí tu sitio web no cuenta con esta adaptabilidad, no lo dejes más, no solo podrás contar con un sitio web adaptable si no que también podrás renovar y modernizar el contenido.